• 2 de agosto de 2017

Carta al segundo trimestre 2017: Optimismo, sí, pero con moderación

Carta al segundo trimestre 2017: Optimismo, sí, pero con moderación

1024 690 autor

Estimado inversor:

Por el lado de las inversiones, este segundo trimestre ha mostrado un cierto optimismo, fundamentalmente porque los temores y la volatilidad derivada del riesgo político se han disipado.

Habiendo mantenido una rotación de cartera para mantenerla siempre robusta, y manteniendo los niveles de liquidez necesarios contra contingencias, las carteras de todas nuestras gestoras de fondos de inversión aliadas han reportado rentabilidades positivas. Y aunque nunca debe olvidarse que nuestra estrategia es la de preservación a largo plazo (insistimos en la preservación antes que en la rentabilidad), en algunos casos, si se sumara la rentabilidad acumulada desde 2015 a la fecha alcanza un nivel del 35 por ciento.

De esta forma, algunas gestoras redujeron su exposición al riesgo político derivado del Reino Unido con el Brexit, las elecciones de Estados Unidos y las de Francia; otras, con una visión algo menos conservadora, convirtieron esos riesgos en oportunidades, pues, como adelantamos, los temores generalizados por el riesgo político no se hicieron realidad. Sin embargo, la generalidad entre ellas está marcada por mantener una posición inversora más inclinada hacia Europa que hacia los Estados Unidos.

Con lo anterior, tanto la renta fija europea y como la estadounidense siguen siendo dejadas de lado, inclinándose algo más por la renta fija emergente. Y aunque no se espera que las economías emergentes crezcan tanto como se anticipaba (de hecho se están revisando las expectativas del crecimiento de América Latina a la baja), la exposición a compañías del sector de materias primas continúa siendo moderada mientras se mantenga estable.

A futuro esperamos que el inicio de la reducción del balance de la Reserva Federal en lo que resta del año no genere sobresaltos, y que el Banco Central Europeo inicie un incremento moderado de tasas, que ahora se encuentran en el -0.4 por ciento. También mantenemos cierto optimismo hacia la segunda mitad del año con datos empresariales positivos, así como de los fundamentales y del entorno macroeconómico en el Viejo Continente.

A más largo plazo la mirada cotinúa sobre el crecimiento global, que seguirá encontrándose por debajo de su potencial; la inflación tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea va en ascenso, aunque bajo control y aún en bajos niveles; y finalmente, aunque las tasas de referencia del Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra ya podrían estar preparándose para seguir a las de la Reserva Federal paulatinamente, estas aún se encuentran en niveles extraordinariamente bajos.

Aunque no de euforia, estos son motivos para tener un cierto optimismo para sus inversiones, lo cual nos mantiene en línea con las consideraciones de nuestras gestoras aliadas.

Mauricio Ríos García es Director de Análisis & Estrategia de Genea Wealth Management.